FRASQUET JOIERS

Cuando pasión y vocación son una misma cosa

Hace más de 60 años, un joven de escasos 20, huérfano desde niño y que se había buscado la vida haciendo los trabajos más diversos, fue capaz de empezar a crear, desde su piso de Vic y sin ninguna experiencia previa, joyas y relojes de una belleza tal que en poco tiempo lo convirtieron en un referente en la zona. Francisco Frasquet llevaba la joyería dentro. En poco tiempo dejó de repartir sus creaciones en motocicleta por las masías para fundar la primera joyería Frasquet Joiers, en 1959.

Su saber hacer y su pasión pasaron de generación en generación haciendo de Frasquet Joiers la joyería de referencia que es hoy: una joyería que ofrece las mejores marcas del mundo e incluso una propia, Mimoh, de aire joven pero con el sello de artesanía Frasquet.