La feria de Baselworld

Baselworld, la feria de joyería y relojería más antigua y grande que existe acoge cada año a casi 100.000 visitantes, los cuales, llegados de todos los rincones del mundo, buscan descubrir las novedades de los relojeros, joyeros y pedreros más célebres del panorama internacional. Para Frasquet Joiers es, desde nuestros inicios, una cita imprescindible, porque nos permite seleccionar para vosotros las mejores piezas de los más célebres creadores del mundo.

Año tras año, recién estrenada la primavera, la ciudad de Basilea (Suiza) se viste de gala para abrir las puertas de Baselworld. Hoy día, los más de 2.100 expositores de todo el mundo reciben a los visitantes en un ambiente de lujo y sofisticación. Pero no siempre fue así… Y es que los inicios de Baselworld se remontan a nada menos que… ¡200 años!

El evento de Basilea nació como un mercado de relojes. Durante el crudo invierno suizo, las tierras de cultivo se tapizaban de nieve, lo cual impedía trabajar la tierra. Entonces los campesinos suizos ocupaban su tiempo en fabricar sus propios relojes en casa y, antes de que llegara la ansiada primavera, se reunían en Basilea para conseguir vender sus creaciones a la gente local y la que estaba de paso. Con el intercambio de bienes por “piezas de tiempo” adquirían insumos para arrancar sus producciones agrícolas.

Este evento fue evolucionando al mismo tiempo que lo hacían la industria relojera y joyera. En 1931 se realizó el primer pabellón exclusivamente de relojería local. A pesar de la fractura que tuvo la región en la Segunda Guerra Mundial, la feria mostró su frente en lo más alto para consolidarse en lo que es actualmente. En 1972 el evento rompió fronteras e invitó a expositores de países europeos como Italia, Alemania, Gran Bretaña y Francia, convirtiéndose así en la feria de relojería y joyería más importante del continente. Y… ¡allí estuvimos nosotros! Nada más abrir la puerta al resto de Europa, un curioso y ambicioso de aprendizaje Franscisco Frasquet plantó su tienda de campaña en los campos colindantes a la feria, como hacían entonces todos los visitantes.

Baselworld, una cita imprescindible

En Frasquet Joiers pretendemos seguir ofreciendo unas joyas de tendencia tan sofisticada como actual, y consideramos que Baselworld es, año tras año, una gran fuente de inspiración que nos da acceso a las ideas (¡y a los proveedores!) de todo el mundo. Por eso nunca nos hemos perdido ni nos perderemos ninguna edición.

Solitaris de la marca Mimoh Joyas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *