Tu primer diamante: los brazaletes de Mimoh

tu primer diamante by Mimoh

Mimoh destaca por ser una marca que quiere acercar la joyería de calidad al público joven. Para conseguirlo, apuesta por dar un toque fresco y novedoso a una base tradicional y por hacer joyas accesibles sin comprometer las materias: oro de 18kl y piedras preciosas de gran calidad. El paso más grande en este camino lo acaba de dar ahora, con sus nuevas pulseras de diamante cube cut: una original joya que es la candidata ideal para convertirse en el primer diamante de una joven mujer.

Un diamante en bruto

Cuando nos referimos a alguien mediante la metáfora “es un diamante en bruto” estamos diciendo que se trata de una persona con unas capacidades extraordinarias aún por “pulir”. ¡Pero su esencia ya ES, existe, intrínseca y maravillosa! Lo único que le falta es un ESTAR -pulido- para mostrar la forma externa que la mayoría quiere ver, porque, sin ella, no la saben valorar. Al fin y al cabo, ven sólo con los ojos…

Con un diamante real ocurre exactamente lo mismo. Pero hay quienes saben aprecian a la más preciosa de las piedras preciosas por lo que es en esencia, sin preocuparse de las convenciones estéticas. La joven marca Mimoh ya había hecho gala de ello con su colección Unicoh, en la que unos diamantes extraordinarios de color natural –no hay dos iguales, los matices son infinitos—son los protagonistas. Ahora la marca ha dado un paso más allá y ha creado una línea en la que la talla, el único criterio de calidad de un diamante en el que intervenía la mano humana, prácticamente desaparece. El resultado es una joya joven, accesible, auténtica y nada pretenciosa, la candidata perfecta para convertirse en el primer diamante de una joven mujer.

La esencia del diamante

Un diamante es una gema que se ha formado en condiciones de presión y temperatura extremas en la litosfera. Todos los diamantes extraídos actualmente se formaron hace aproximadamente 2 mil millones de años y han sido llevados cerca de la superficie de la Tierra a través del magma generado por erupciones volcánicas profundas.

Los diamantes le deben su nombre a la palabra griega adámos, que significa invencible, inalterable. Sus cualidades sumadas a una belleza extraordinaria hacen que su lazo simbológico con el compromiso amoroso sea más que obvio: natural. Eternidad, belleza, calor, invencibilidad; todo lo que el amor joven y apasionado respira. En gemología se lo asocia con la perfección, una actitud vital positiva, la potenciación de la autoestima y la inspiración en la creatividad. Y todo esto, obviamente, nunca depende de su corte.

La talla mínima

Los diamantes en bruto se encuentran naturalmente en una amplia variedad de formas, principalmente octaédricas, pero también cúbicas y triangulares. El cube cut es la más novedosa de las tallas, en la que se respeta esa forma cúbica natural y sólo se adapta el tamaño o bien se corta desde otra de las formas originales hasta obtener un cubo pero infligiendo al diamante la mínima manipulación posible. Por ello, el resultado nunca son cubos exactos, sino que es la piedra la que “manda” en el corte (como también lo hace en el color y el brillo). Una vez cortada si es necesario, no se pule: queda con el brillo sutil y natural de un diamante en bruto.

Los brazaletes con diamante más accesibles

Las principales piezas que Mimoh crea con este tipo de diamantes son pulseras finas, con cadena de oro amarillo, blanco o rosa o bien con hilo de seda. Envuelve el diamante con unas pequeñas piezas de oro esféricas en las que se ha grabado la marca y que son el marco perfecto para el diamante rose cut. También estas piezas están disponibles en tres colores diferentes de oro.

Dado que le trabajo humano de la talla desaparece y que las intrusiones no son un problema porque no se busca la transparencia, muy al contrario, se prefiere el matiz natural en el color, las pulseras de diamante cube cut de Mimoh son muy accesibles: se mueven entre los 120 y los 280€, dependiendo de si la cadena es de oro o de seda y de las piezas de oro que contenga. Sin duda, una oportunidad genial de poder lucir un primer diamante, en una joya joven y sofisticada a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *